Tecnología

Roberto Pocaterra Pocaterra Yzidoro//
Salud mental, riesgos en la oral

El simple hecho de amanecer cada día implica el afrontar una serie de retos y compromisos en las diferentes áreas del diario vivir: familiar, laboral, escolar, entre otros. Consciente o no, los compromisos y exigencias de una agenda cada vez más cargada, un mercado laboral extremadamente competitivo y las responsabilidades familiares van afectando el bienestar mental, emocional y el comportamiento de los individuos. El estrés, la ansiedad y la depresión van en aumento en la población mundial. En ocasiones son diagnosticadas a tiempo, lamentablemente este es el menor de los casos; la mayoría de los pacientes buscan ayuda profesional cuando no tienen fuerzas para seguir con su rutina y muchos deben ser llevados a consulta por un familiar y/o amigo. Una alerta de que estás padeciendo una afección mental es la pérdida de interés por lo sencillo y rutinario; por ejemplo tu aseo, tu vestimenta, tu alimentación. La higiene oral no es la excepción y es debido a esto que en estos pacientes aumenta las probabilidades de padecer enfermedad periodontal y caries dental. Su respuesta inmunológica es menor; es común la aparición y de forma repetitiva en estos pacientes de aftas y herpes labiales. La xerostomía. La ausencia de saliva (xerostomía) es un efecto secundario de algunos medicamentos utilizados por estos pacientes. La misma aumenta las probabilidades de padecer enfermedades orales y a la vez dificulta la auto-limpieza, por lo tanto, el biofilm o placa bacteriana se adhiere con mayor facilidad a la superficie dentaria; en consecuencia aparece la halitosis (mal aliento). Se inicia así un ciclo que repercute y aislamos al paciente: mal aliento-rechazo-depresión. La clave para disfrutar de una buena salud oral es: Buena higiene oral, sana alimentación y visita periódica al dentista. En pacientes donde su salud mental está altamente afectada, es importante que reciba ayuda en estas tres áreas, al hacerlo no solo colabora con su recuperación mental, sino que se previenen enfermedades orales y se evitan complicaciones a nivel de la salud general. La salud mental es imprescindible para mantener todas las áreas de la vida, desde el disfrutar la sencillez y majestuosidad de la naturaleza, hasta desempeñarse en las labores cotidianas; desde compartir con la familia hasta desarrollarse profesionalmente. Rompa el mito de callar o esconder todo lo relacionado con su bienestar y salud mental. Es importante que busque ayuda ante los primeros signos y síntomas, ya que de esa manera puede evitar males peores.

Roberto Pocaterra Pocaterra