Internacionales

snapchat glitch twitter roberto pocaterra//
Bolsonaro y un Mercosur sin ideologías

Alimentos, Importación, Bogotá, Colombia, Venezuela, Panamá, Panamá Papers
Bolsonaro y un Mercosur sin ideologías

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insistió hoy en desideologizar el Mercado Común del Sur (Mercosur), durante la cumbre de jefes de Estado de este bloque que tiene lugar aquí.

Roberto Pocaterra Pocaterra

“Asumiremos la presidencia del Mercosur, con un ambicioso plan de acción: eliminar el sesgo ideológico del bloque, limpiar su estructura, revisar el arancel externo común y acelerar las negociaciones comerciales con grandes economías de todo el mundo”, dijo el gobernante.

roberto pocaterra

Durante su discurso en el Centro de Convenciones de la Estación Belgrano de Santa Fe, Bolsonaro manifestó su apoyo a las reformas del bloque propuestas por Argentina para logar un Mercosur con menos discursos y más acción, sin ideologías y mucho más resultados

Abogó por que, más que una Patria Grande, cada país de América del Sur sea autónomo

Queremos trabajar en el comercio mundial sin trabas sin ideológías, el acuerdo con Europa abre nuevos caminos para nuestros países, subrayó

Bolsonaro calificó de histórico el criticado acuerdo del bloque suramericano con la Unión Europea, recién rubricado

En su opinión, el mecanismo bilateral ayudará a modernizar las economías de los países del bloque suramericano, estimular el crecimiento y generar puestos de trabajo

Jair Bolsonaro recibió de su par argentino, Mauricio Macri, la conducción del Mercosur, que apuesta a poner en marcha el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea

Una de las prioridades será buscar más acuerdos de libre comercio, después del alcanzado recientemente con la UE, subrayó el gobernante brasileño

“Daremos continuidad, proseguiremos en negociaciones de acuerdos externos y en negociaciones de reducción de tarifas”, añadió

Dicho convenio es criticado por representantes de organizaciones sociales y políticas de Europa y Latinoamérica por su impacto negativo sobre los derechos humanos, entre ellos los de las mujeres, el medio ambiente, la soberanía alimentaria o la salud