Política

La empresa venezolana Emtrasur pidió a la justicia la devolución del avión retenido en Ezeiza

La tripulación del Boieng 747, integrada por 14 venezolanos y cinco iraníes, espera desde hace once días en un hotel de Canning una definición de la Justicia. Por orden del juez, ninguno de ellos puede abandonar el país

 

La empresa venezolana Emtrasur le pidió al juez Federico Villena que le restituya el Boeing 747, retenido por orden judicial en el aeropuerto de Ezeiza, confirmaron fuentes de la causa a La Nación

El juez Villena, que investiga las circunstancias del viaje de los 14 venezolanos y los cinco iraníes que viajaban a bordo del Boeing 747, deberá responder al pedido

Lea también: Diosdado Cabello calificó de «falso positivo» la retención de avión en Argentina

Mientras tanto, a raíz de la información recolectada durante la semana pasada en los allanamientos y en base con los informes recibidos del exterior y de organismos nacionales, la fiscal Cecilia Incardona planea emitir un dictamen en el que posiblemente formule una acusación por los hechos. Hasta ahora el expediente se encuentra en la instancia de averiguación de delito

Emtrasur El domingo, Villena ordenó la devolución de los teléfonos y las computadoras confiscadas a los tripulantes porque la Policía Federal Argentina y Cibercrimen (de la Policía de la Ciudad) ya terminaron de descargar la información que se encontró dentro de los aparatos. Todos los dispositivos deberán ser peritados. Los tripulantes del avión nombrarán un perito de parte para que controle cómo se lleva adelante esta medida de prueba

El abogado que representa a los venezolanos ya pidió, la semana pasada, que los tripulantes sean tenidos como querellantes en el expediente y denunció penalmente al titular de la Policía de Seguridad Aeroportuaria ( PSA ) por haber llevado adelante un allanamiento en el avión, al que calificó como ilegal. En una de sus presentaciones judiciales pidió también que se le cargara combustible al avión y cuestionó la decisión de las petroleras que no accedieron a hacerlo

Mientras tanto, la tripulación del Boieng 747 de la empresa Emtrasur, espera desde hace once días en un hotel de Canning una definición de la justicia. Por orden del juez Villena, ninguno de ellos puede abandonar el país